Camino número 4 del alma

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Camino número 4 del alma
[vc_single_image image=”9999996196″ img_size=”full” alignment=”center” bb_tab_container=””]

Camino número 4 del alma

Camino número 4 del alma. Este destino  representa a Logos, el principio masculino que desciende desde Jokmah, y trae la esencia de la fuerza en cuanto a dirección, a organización y a trazar líneas de pensamiento. Como Gobernante de su mundo, ordena la tierra, construye vías de comunicación, organiza a los jornaleros, dicta las leyes que rigen en su tierra, y las hace cumplir a sus súbditos. Es el gran arquitecto. Este arquetipo viene a traer luz a la materia, y eso se refleja en el orden, en la productividad, en la riqueza, en el bienestar y en la paz.

Como son las personas en el destino número 4

 El rey sólo se inclina ante su Dios, y como consejero sólo admite a alguien que esté al nivel del Papa. A Dios obedece, y sus proyectos están siempre alineados a la voluntad del Altísimo. Esta obediencia al Espíritu la vemos reflejada en el símbolo de un águila: el Águila, que simboliza “lo que se eleva en lo más alto del cielo” -el águila es una de las aves que más altura de vuelo alcanza-. Al tiempo habla de una visión aguda y visionaria, lo que le permite divisar los peligros antes incluso de que se materialicen. El águila es también un ave rapaz, con fuertes garras y pico afilado y desgarrante. 

La naturaleza de los número 4

Esa naturaleza violenta la vemos armónica en su capacidad de hacer cumplir las leyes con tal de preservar la paz de su reino. No le tiembla la mano si tiene que ajusticiar a aquellos que abusan de los inocentes y no acatan la moral que rige a todo su pueblo. Pero esa agresividad, mal entendida puede llevar en el extremo a esos gobernantes que abusan de su poder. Y emplean su estatus interior y exterior para esclavizar a los necesitados, sembrar reinos de injusticia o hambre. Es el empresario con múltiples empleados a su cargo, el director de instituciones, el capataz, el jefe de una sección en un gran almacén o comercio. 

Destino 4 lleno de justicia y conducta

Al no dejarse llevar por las emociones, no se desvía del plan trazado. Por lo que es el gran ejecutor en la materia: sabe organizarse y organizar; sabe priorizar el bien común por encima de los intereses personales de sus súbditos. Y no claudica a sus presiones manipulativas o extorsionantes. Eso se debe a que es un sendero que cruza y conecta con la viga de La Justicia. Lo cual hace de esta figura, una energía magnánima y justa. 

Personas destino 4

Las personas en este destino,  no son beligerantes, son  reyes de paz. El dios de la Guerra es Marte, y su Esfera en Geburah. El Gobernante  está regido por la Esfera opuesta, Chesed, y su energía es constructiva, positiva, de impulso a hacer para el avance y la mejora. Ese es todo su propósito, simbolizado por la joya verde del corazón. Este arquetipo proyecta todo el potencial de fuerza hacia una acción misericordiosa: sus actos están dirigidos a trabajar por el Reino del Amor y de la Luz.

El número 4 es muy organizado

Es por ello la parte que antecede a la materialización del destino o camino 3. Por otro lado, es una persona que prioriza, organiza, diseña y dirige como líneas de actuación, para que sea posible la materialización posterior. Son grandes conocedores de la materia y sus leyes. Y sabe que no puede transgredir las normas, porque transgredir las leyes de la naturaleza significa ofender a Dios, y eso no cabe en su código interior. 

4 es el destino que simboliza la Realidad

El destino 4 es el destino que simboliza la Realidad. Vemos muchas relaciones en este número. Hagamos un listado: -El nombre de Dios (Yod, He, Vav, He). -Los cuatro elementos de la materia: fuego, agua, aire, tierra. -Las cuatro estaciones del año. -Los cuatro puntos cardinales. -Los cuatro vientos de los cielos. -Las cuatro fases de la luna. -Los cuatro temperamentos: sanguíneo, flemático, colérico y melancólico. -Los cuatro evangelistas. -Los cuatro jinetes del Apocalipsis. -Los cuatro elementos de la Alquimia: sal, azufre, mercurio y ázoe. -Las cuatro reglas aritméticas: suma, resta, multiplicación y división. -Las cuatro virtudes cardinales: justicia, prudencia, fortaleza y templanza. -Las cuatro cavidades del corazón humano. -Las cuatro extremidades del cuerpo. -Las cuatro fases de la división celular. -Los cuatro lados de la pirámide.

La figura geométrica que representa el destino 4 es un rectángulo

La figura geométrica que representa el destino 4 es un rectángulo, siendo que el cuadrado es su forma más ecuánime. En el cuadrado -que es la base de la pirámide- vemos la tensión que debe existir entre los cuatro elementos, cada uno ocupando su vértice, y sosteniendo su esencia para que la cuadratura se sostenga. Esta tensión habla de la autoridad de este destino: vemos a una persona segura de sí misma, fuerte, capaz, resolutivo, mandatario, misericordioso, paternal. De hecho, representa el arquetipo del padre universal por sus características. 

El destino 4 concibe y conoce las fronteras de su reino

El cuadrado enmarca, pone un límite, genera un área. Permite crear un reino, un lugar donde actuar de forma concisa. Esa es otra de las características de este arquetipo: el destino 4 concibe y conoce las fronteras de su reino. Crea un marco de actuación donde poder construir su mundo de paz. Él se hace cargo de ese reino y sólo de ese. No juega a la ambigüedad de las emociones. 

Número 4 del alma

Es claro, luminoso, lineal. Además, los cuatro apoyos dan a la figura geométrica más estabilidad. La mesa donde el arquitecto diseña tiene cuatro patas. Sin mesa, no hay plasmación del diseño en un dibujo, y los obreros no tienen planos que les guíe en su trabajo. El arquetipo de este Jefe. se relaciona con las ventanas y las puertas, las paredes, los cuadros y las habitaciones de una casa, ya que todo ello habla de límites y apoyos. 

La salud en el número 4 del alma

Es un destino donde en temas de salud van a tener problemillas en el cuerpo humano con la columna vertebral y los huesos, estructuras que los alinean y los sostienen erectos. En el tránsito de crecimiento interior, el destino 4 es un arquetipo que viene a poner orden en nuestra vida, ya que sabe lo que es prioritario y nos ayuda a organizar todo nuestro mundo para poder alcanzar el propósito. 

Que aprende el destino número 4

La sabiduría que viene a transmitirnos, es que Dios está encarnado en la materia, y sólo en la medida en que tomamos la decisión de ir hacia la materia y conquistarla, somos capaces de, como los alquimistas, extraer los metales puros de las cenizas. Hay una vanidad espiritual en creer que debemos rechazar la riqueza y los bienes materiales.

Camino número 4 del alma y la religión

Hay doctrinas religiosas que desprecian el cuerpo (materia) como cáscara imperfecta que alberga el Espíritu, y que hay que soportar la corporalidad hasta que nos podamos liberar de ella con la muerte y vayamos al paraíso celestial. Respecto a los bienes materiales, es clara la cuestión moral de la codicia, así como que es una pobreza espiritual aquel que está apegado a los bienes materiales de manera que echa a perder su alma. Pero también está aquel que conquista la materia, que maneja el dinero y hace de ello una gran obra para su sociedad. 

Hablamos de todos aquellos que han venido con dotes de liderazgo, y que puestos al servicio de un organismo, empresa u organización, permiten que muchos se beneficien de ello y disfruten de una vida mejor o tengan trabajo. A los codiciosos Jesús les responde: “Dar al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios” (Mt 22:21). No hay que tenerle miedo a los bienes materiales, siempre que éstos no prevalezcan sobre el propósito del Espíritu en la Materia, que es construir el Reino del Amor y la Justicia. 

Número del alma 4

El arquetipo de este destino simboliza la figura de autoridad que impone su orden desde el amor y el respeto. Cuando la personalidad está dormida, el tránsito por este sendero se vive como momentos donde se entra en crisis con las figuras de autoridad. Como son los padres, el jefe, la policía, etc. Así como con los elementos que proponen orden y límite en nuestra vida: puertas, marcos, semáforos, luces, reglamentos, plazos, horarios, precios, etc. 

El alma de la persona está proponiendo un nuevo orden de prioridades, que obedece a un criterio interno propio. Si la persona vive subyugada a un poder terrenal autoritario, transitará este sendero como un momento de conflicto de mando y una necesidad de imponer su criterio sobre la figura de autoridad.

Significado número 4 del alma

Los caballeros prometían obediencia al Rey Arturo no por interés u obligación, sino porque creían en el nuevo reino que se estaba creando. Y el Rey Arturo reconocía en cada uno de ellos aquello en lo que eran grandes, en el talento en el que eran mucho mejor que él. Y les dotaba del mando y autoridad en esa área para beneficio de todos. Las personas en este destino, son buscadores espirituales como el Rey Arturo. Por un lado toma conciencia de que él es el verdadero rey y soberano de su vida, y que sólo a él le corresponde organizar las prioridades: cuánto tiempo dedico al trabajo, a mi familia, a mi cuidado personal, etc. 

Número 4 del alma

Pero también sabe reconocer en los demás aquello en lo que son reyes y señores, y acepta en esa área sus consejos y dictámenes. El Rey Sabio se rodea de buenos consejeros que le ayudan en su labor. El buscador se convierte en el camino o destino de su vida. Prioridad y ejecución son la clave en este momento. El objetivo: ir al encuentro del Espíritu encarnado en la Materia. El ánimo: servir a Dios como hacedor en la materia de Su Amorosa Voluntad.

Siempre que te sientas atrapado/a, busca formas de elevar tu vibración. Conectarte con tu voz interior, mejorar tus habilidades psíquicas y manifestar tus mayores deseos.Y por supuesto si lo deseas habla conmigo

Camino número 4 del alma y que vela ayuda a vibrar con mi alma

Tu Camino número 4 del alma, va estar lleno de distintas pruebas, unas más fáciles y otras más difíciles de superar. Por ello debes estar concienciada/o para hacerlo lo mejor posible. Y para armonizar y entender mejor el destino que te ha tocado, no hay mejor manera que pedir ayuda a tu alma. Y la mejor manera de llegar a tu alma es a través de una vela amarilla-naranja.

Por otro lado, en tu Camino número 4 del alma, vas estar encontrándote continuamente con otras personas o seres que van a ser parte de tu camino. Todos sea como sea el desenlace están para ayudarte.

Velas para avanzar en tu Camino número 4 del alma

Finalmente, y termino esta publicación, dejándote un formulario donde me pongas tu nombre y fecha de nacimiento, y estaré encantado de decirte y explicarte tu destino. Así como en el la lección en la que te encuentras.

Y si quieres puedes pedir una vela. Para que te ayude a resolver la prueba en la que te encuentras.

Si deseas más información del, Camino número 4 del alma, contacta conmigo.

[fluentform id=”5″]

Menú